ESPACIO PUBLICITARIO
Inicio  >  Blogs >  ¡Libertad y vida! > Noticias
El Universal como página de inicio  |  Agregar a favoritos  |  Ayuda

¡LIBERTAD Y VIDA!
Por ZOE VALDÉS


Compartir

El juicio 'artístico' politico castrado.

15.11.2012
09:18 AM


¿Cree alguno de ustedes que Wifredo Lam es un mal pintor o que no debiera ser contemplado por los comisarios de una exposición en relación a su vida pasada casi enteramente en el extranjero, y en el exilio? Seguramente que no.

Como tampoco pensarán que José Martí es el último escritor del mundo porque habló mal y escribió peor de la tiranía que humillaba a Cuba en época del coloniaje español, ni porque vivió la mayor parte de su vida en el exilio. Aunque las exigencias y críticas de algunos de sus contemporáneos lo obligaron a sumarse a la guerra como un soldado más y a morir en ella.

Me imagino que tampoco pensarán ustedes de tal modo de Cirilo Villaverde, y para ser más universales, mucho menos de Víctor Hugo ni de Dante, ambos obligados al exilio. En fin, que la lista de artistas cubanos y universales que vivieron en el exilio y que no sólo son considerados grandes artistas y escritores, imprescindibles para la humanidad y su desarrollo, por su arte, sino también por su actitud política, social, histórica, es grande.

Sin embargo, en el caso de los artistas y escritores cubanos exiliados es diferente. Un editor, un galerista, un comisario de exposiciones, considerará casi siempre que lo mejor del arte cubano se halla o debe hallarse en Cuba y que debe ser pro castrista. De lo contrario, si el artista decidió vivir y crear en libertad en el exilio y ser abiertamente anticastrista, no sólo se le complicarán las cosas. Sino que ya ni siquiera será considerado artista. El otro día hablando con un manager musical acerca de una cantante cubana extraordinaria  hizo la siguiente reflexión: "Cuando estaba en Cuba era mejor, ahora en el exilio ha perdido mucho. Ya no es lo que era antes". Tuve que responderle que de qué carijo me estaba hablando, puesto que esa artista jamás había tenido éxito en Cuba, que todo su trabajo lo había hecho en el exilio, y que donde había sido reconocida fue desde el exilio.

De este modo, frente a la altísima calidad de artistas exiliados cuya lista es larga y no los mencionaré uno a uno, tenemos a un grupito, siempre el mismo, de artistas procastristas que no viven necesariamente en Cuba, pero que le marcan la tarjeta al castrismo de vez en cuando, cuyos nombres aparecen invariablemente en exposiciones y en mercados del arte. No importa si son realmente buenos o malísimos, ellos salen de la isla, o viven en ella, o la alternan y frecuentan, con su discurso procastrista, y por ahí entonces se mide la participación en las ferias y salones internacionales, sin que prime la calidad artística sino por encima de todo su dependencia y afiliación a la dictadura castrista.

Los artistas y escritores cubanos del exilio son los únicos que no han tenido a nadie, o a muy pocos, que los promueva como lo tuvieron en su momento los argentinos, chilenos, y demás exiliados de otras dictaduras de derechas; incluso, aunque estas dictaduras ya no existen después de un montón de años, se les sigue reconociendo con derechos por encima de los demás. Como fue y es el caso de los cineastas latinoamericanos exiliados.

En Hollywood, por ejemplo, se reconoce hoy en día a una especie de "ola revolucionaria" de cine hecho allí bajo firmas latinoamericanas o hispanas, ignorando y olvidando a varios cineastas cubanos que empezaron muchísimo antes que ellos a hacer cine en Hollywood sin más apoyo que su propio talento y su glamour.

Así los nombres de los artistas procastristas son citados y recontracitados en la prensa, y los nombres de los grandes artistas exiliados son muchas veces ignorados y hasta censurados de manera malvada.

Y sin embargo, como bien dijo un crítico de arte y literatura hace muchos años: "El único arte y literatura cubanos que me interesa son los que se hacen en el exilio, porque son los únicos que pueden expresarse libremente".

Pero ya ni es el caso. Tanto se ha condicionado el arte a lo políticamente correcto del lado castrista, que algunos artistas del exilio han decidido venderle su alma al diablo y regresar a Cuba con la intención de que por fin se les tenga en cuenta a la hora de ser seleccionados para una exposición o simplemente para poder vender su obra a los trompolocos millonarios que visitan la isla. Y los primeros que la compran, que se desviven por ese arte pro castrista son -no se sorprendan-, algunos cubanos millonarios exiliados, quienes en su mayoría saben de arte lo que yo sé de química.

En lugar de gastar su dinero en una obra de un pintor exiliado de calidad, prefieren malgastar la plata en cuatro palos amarrados con una soga de bodega de un tal Kcho, cuyo primer cliente es la Maraca Antillana (Castro I), o en el garabato de un pedófilo, como es el caso de Agustín Bejarano. Pero muy castristas sí que son ambos, eso sí.



¡Participa!

Envíanos tus comentarios
Para escribir tus comentarios en las notas, necesitas ser usuario registrado
de EL UNIVERSAL. Si no lo eres, Regístrate aquí
correo (obligatorio)
clave (obligatorio)
Ingresar
El Universal respeta y defiende el derecho a la libre expresión, pero también vela por el respeto a la legalidad y a los participantes en este foro. Invitamos a nuestros usuarios a mantener un contenido y vocabulario adecuado y apegado a las leyes.
El Universal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios aquí publicados son responsabilidad de quién los escribe.
El Universal no permite la publicación de mensajes anónimos o bajo seudónimos.
El Universal se reserva el derecho de editar los textos y de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje no apropiado y/o que vaya en contra de las leyes venezolanas.

El Universal no se hace solidario de las opiniones emitidas por sus usuarios.
Ver reglamento de Blogs de eluniversal.com



Zoe Valdés



La Habana, Cuba. Exiliada en Francia. Escritora y artista reconocida mundialmente. Doctor Honoris Causa de la Universidad de Valenciennes en Francia. Chévalier des Arts et des Lettres, France. Grande Médaille de Vermeil de la Ciudad de París.




Para los usuarios

  • Glosario
  1. BLOG. También llamado bitácora, es un sitio web periódicamente actualizado que recopila cronológicamente textos de uno o varios autores donde el más reciente aparece primero, con un uso o temática particular, siempre conservando el autor la libertad de dejar publicado lo que crea pertinente. Existen blogs personales, periodísticos, empresariales, etc.
    BLOGUERO. Autor de publicaciones para formato de blog.
    BLOGOSFERA. Conjunto de blogs agrupados por algún criterio específico (localización, temática, idioma). El término fue acuñado en 2002 por William Quick. (Fuente: www.wikipedia.org).