jueves 17 de enero de 2013  08:39 AM
El objetivo se logró en Maracaibo y aunque todavía restan batallas que librar, el panorama luce más despejado que cuando se inició la serie de tres partidos ante las Aguilas.

De nuevo se fusionaron varios aspectos para que los Superleones amanecieran este jueves en el primer lugar del round robin, empatados con el Magallanes.

Primero, un excelente pitcheo liderado por Yohan Pino y secundado por Anthony Ortega, Justin Thomas y Darwin Cubillán, éste último salvador del juego a pesar de recibir dos carreras en el último capítulo. Cerró Cubillán el encuentro con un ponche de bandera sobre el peligroso zurdo Félix Pérez, responsable de dos de los nueve petardos de los rapaces.

La ofensiva estuvo prácticamente sincronizada, con Bob Abreu llevando la bandera con tres incogibles, entre ellos sólido doblete que remolcó dos en el cuarto capítulo. De los peloteros que iniciaron en el lineup de Frank Kremblas solo Luis Rodríguez y Daniel Mayora no batearon incogibles, por lo que espera la legión caraquista que se suelten hoy en Barquisimeto.

¿Y qué me dicen los leonáticos de la defensiva? Asdrúbal Cabrera se cansó de tomar rollings, lo mismo que Luis Rodríguez, mientras que Alex González siguió brillando en la antesala. En el séptimo tumbó un auténtico "cable" de Alex Romero y desde el suelo activó el látigo para sacar fácilmente en primera. Reflejos y clase le sobran a este pelotero, que sin duda seguirá siendo de gran ayuda en lo que resta de postemporada.

Carlos Rivero está prácticamente recuperado de la lesión que sufriera en el pulgar izquierdo, pero el "tormentoso" Kremblas se la estará pensando para alinearlo de nuevo por encima de Alex González. Así las cosas.

En fin mis supersiderales panas caraquistas, nos quedan cuatro juegos, dos en la carretera y dos en el Universitario. Es imperativo ganar al menos un par de ellos para en un caso extremo obligar a una jornada extra. El encuentro de este jueves ante Cardenales en Barquisimeto luce de vital importancia, porque una victoria de los Superleones allanaría especialmente el camino a la gran final, tomando en cuenta que en el otro juego de la jornada se enfrentan de nuevo Magallanes y Caribes y obviamente uno de ellos tiene que perder.

Dependiendo de como se vayan desarrollando los acontecimientos, el último match Caracas-Magallanes del próximo lunes en Valencia podría ser igualmente decisivo ¿Se imaginan? De infarto.

En todo caso leonáticos, este jueves Guillermo Moscoso tiene la palabra. Su última salida fue de calidad y todos aspiramos que repita la dosis, esta vez ante unos envalentonados Cardenales que vienen de demostrar su poder ante los repotenciados Caribes.

Por allí se encuentra el lanzador dominicano Manauris Báez, quien se especula sustituirá en el roster a Darren Ford. Bien por la gerencia melenuda.

¡Caraquistas Forever!