miércoles 2 de enero de 2013  11:53 PM
De los peores, sino el peor de los juegos que he presenciado esta temporada en el Universitario, el protagonizado este miércoles por los Leones.

Traté de hacer una especie de encuesta entre los leonáticos que plenaron la zona F, y aparte de las ironías de rigor, nadie tuvo un detalle, una jugada, un batazo que destacar.

Quizás Daniel Mayora con sus dos truenos, pero me dijeron que no era nada excepcional, ya que el antesalista del Caracas estaba bateando muy bien desde el final de la ronda eliminatoria y lo que había hecho no era sino alargar el buen momento por el que atravesaba. Así las cosas.

¿Los refuerzos? Un auténtico desastre los "sustitutos", empezando por Yohan Pino y terminando con Anthony Ortega.

Varios leonáticos señalaban que al Caracas le fue muy mal desde el principio en la ronda del draft, ya que escogieron a un pitcher como Tyson Brummet que los otros equipos sabían que no vendría al round robin.

Estaba de anteojito que un pitcher abridor que había brillado en un equipo como La Guaira, eliminado precisamente por su inconsistencia en el staff de pitcheo, iba a ser tomado en primera ronda. Pero ningún equipo se interesó en él. ¿No era sospechosa la situación?

Pues bien, el Caracas se lanzó de cabeza y... ya todos saben el resultado: Brummet reiteró que no vendría como refuerzo y no nos quedó otra que escoger a Ortega.

En todo caso, hay que reconocer que la torta de este miércoles fue compartida. Hasta los seguros Luis Rodríguez y Asdrúbal Cabrera se apuntaron unos errores de marca mayor, eso sin contar la inconsistencia ofensiva.

Entre las notas a destacar estuvo la reaparición de Yorvit Torrealba después de la suspensión que se ganó tras golpear al árbitro Darío Rivero el año pasado.

Sin desmerecer los méritos de Caribes, hay que estar claros que los Leones se vieron minimizados, sin hambre de batalla y eso lo asimiló la gloriosa y exigente fanaticada capitalina que a partir del séptimo inning comenzó a abandonar las tribunas visiblemente decepcionada.

Fue la séptima derrota ante Caribes en diez juegos en la presente temporada. Recuérdense que la zafra la iniciamos con dos debacles ante los anzoatiguenses en Puerto La Cruz, y ahora se repite la historia, pero en el round robin. Ni modo.

Menos mal que el beisbol es uno de esos deportes que te da la oportunidad de reivindicarte casi de inmediato y eso es lo que tratarán de hacer los Superleones este viernes cuando reciban en el coso de los Chaguaramos a los Cardenales de Lara. Tendremos el chance de observar de nuevo al "recuperado" Armando Galarraga, quien se medirá a Kelvim Escobar. Veremos.

Ya Carlos Rivero está completamente recuperado de la feroz amigdalitis que lo dejó fuera de acción. El manager Kremblas podría alinear nuevamente a Rivero en la antesala y colocar al rendidor Mayora en el leftfield, sacrificando la excelente defensiva de José Duarte.

Son meras especulaciones mis supergalácticos panas caraquistas. En todo caso es apenas el comienzo de una fase que se presenta sumamente peleada. Todos esperamos por el resurgir de Bob Abreu, el oportunismo de Jesús Guzmán, los batazos entre dos de Asdrúbal Cabrera y que Josh Kroeger vuelva a ser "La Pesadilla". Entretanto, ¡Caraquistas Forever!