viernes 21 de diciembre de 2012  09:24 AM
Se imaginan consecuentes leonáticos dónde estaríamos en estos momentos sin las seis victorias conseguidas ante nuestros "eternos rivales". Pues sin lugar a dudas que estaríamos prácticamente eliminados, por debajo de Tiburones y batallando por no caer detrás de Bravos y Tigres.

Es por ello que solo quiero expresar mi más grande y sincera gratitud al gallardo equipo valenciano, ya que sin el no seríamos prácticamente nada.

Pero ahora, enseriándonos un poco, hay que destacar la ofensiva caraquista en los últimos dos juegos donde ha llegado a anotar hasta 20 carreras, con 21 inatrapables, entre ellos cinco jonrones.

Sin embargo, el factor pitcheo sigue balanceándose sobre los Superleones como una Espada de Damocles.

Ayer fue el estadounidense Kevin Hart quien fracasó rotundamente como abridor, mientras que el zurdo Víctor Gárate hacía lo propio en plan de cerrador. No es cuestión de vestirse de negro aun en las victorias, pero hay que reconocer las fallas del equipo.

Como están planteadas las cosas, la fase semifinal será durísima y aunque contamos con las armas para seguir adelante, no será fácil.

Por allí andan los magallaneros diciendo: "Los esperamos en la bajadita". Nosotros no somos de aquellos que rehúyen una buena pelea y allí estaremos. Por lo pronto estamos más cerca y les agradecemos de nuevo a los turcos por los favores recibidos.

Veremos esta noche como le va a Armando Galarraga, quien afrontará una auténtica prueba de fuego ante la tropa de José Altuve, Elvis Andrus, Endy Chávez y compañía.

En todo caso mis ciberplanetarios panas caraquistas, estamos a un tris de la postemporada donde la historia será otra. Hasta los momentos no se ha logrado nada, pero insisto, que sabroso es ganar, y al Magallanes pues mucho más. ¡Caraquistas Forever!