lunes 26 de noviembre de 2012  09:37 AM
¡Sensacional! Por decir lo menos fue la atrapada que cerró el juego de pelota de este domingo entre los Superleones y los Bravos en el estadio de Guatamare, y que desató una auténtica fiesta en la isla sobre todo entre los integrantes de la peña 'Caraquistas Forever'.

Quizás la mejor del campeonato fue la que protagonizó Tony Campana para decapitar soberbio estacazo de Frank Díaz que amenazaba con empatar las acciones en el noveno inning.

Honestamente pensé que Campana no le llegaría hasta que se lanzó de cabeza y completamente en el aire atrapó la pelota.

¿Qué no he visto en más de 45 años yendo a los estadios y observando juegos en Tv? Pero la verdad que esta ha sido una de las mejores. La de Vitico en el Universitario cuando se colgó de los tubos del centerfield para capturar batazo de Bob Darwin, una de César Tovar en la pradera derecha y otra para la historia del Potro Antonio Alvarez en el jardín central. Todas palidecen ante el engarce de feria de Campana.

Por cierto que no ha sido la primera de este pequeño jardinero (1,76m) que pertenece a los Cachorros de Chicago, con los cuales apenas bateó para .264 (de 174-46). La semana pasada también se lanzó de cabeza para decapitar un batazo jugando en la pradera derecha.

No se ustedes leonáticos, pero para mi Tony Campana se ganó todos mis respetos y puede hacer (o no hacer) lo que quiera en el resto de la temporada, que de mi pluma no saldrá ninguna crítica hacia este pelotero nacido en Ohio hace 26 años.

Y hablando de críticas, hay que poner en el ojo del huracán a los encargados de la postproducción de Venevisión, quienes no fueron capaces de colocar la repetición de la circense jugada. Hasta el pana Héctor Cordido dijo al aire: "No se ustedes, pero yo quedé con las ganas de ver de nuevo la jugada...", silencio sepulcral. Me imagino que Héctor debió llamarles la atención como Gerente Deportivo de la planta de La Colina. En fin.

Como debió haberle llamado la atención el manager interino David Davalillo al camarero Luis Rodríguez cuando fue atrapado entre segunda y tercera tras hacer un fatal corring que cercenó un ataque caraquista en las postrimerías del juego. Al inning siguiente saltó al terreno el novato Hernán Pérez en lugar de Rodríguez en la segunda base. Insisto, los errores están intrínsecos en el juego, lo que no está permitido son las pifias mentales en jugadores que han jugado en las Grandes Ligas.

En todo caso mis ultrasiderales panas caraquistas seguimos sólidos en el tercer lugar de la tabla con 22 victorias en 40 salidas al terreno y resolvimos de la mejor manera posible los 13 encuentros que de forma consecutiva nos tocó afrontar, logrando balance de 8-5, nada mal ¿verdad?

La semana la iniciamos este martes en el Universitario ante el Magallanes, juego que de vencer, habremos asegurado una serie particular que se nos ha hecho esquiva en los últimos años. Luego recibiremos a Caribes y La Guaira antes de emprender viaje a Maracaibo para vernos las caras con el equipo que ha dominado la liga en estas primeras semanas de acción. Propicia será la ocasión para seguir avanzando. ¡Caraquistas Forever!